Ayer tuvimos una visita especial: dos de los Ingenieros de Eventbrite vinieron a compartir unos mates con nosotros y a contarnos, entre otras cosas, cómo hacen que todo el trabajo se pueda realizar de forma ágil y coordinada en equipos descentralizados en 4 sedes alrededor del mundo.

Empezamos con el manifiesto Ágil:

Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas

Software funcionando sobre documentación extensiva

Colaboración con el cliente sobre negociación contractual

Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

Continuamos con Scrum:

Conversamos sobre las prácticas utilizadas por los equipos de Eventbrite y sus herramientas favoritas para llevar el seguimiento de las tareas. Nos remarcaron la importancia del uso de Git y del idioma inglés como conocimientos transversales para todos los trabajos dentro de los equipos de desarrollo.

Capítulo aparte mereció la charla sobre la estimación en tiempo de los proyectos y de cómo subdividirlo en partes más pequeñas que tuvieran sentido tanto para los desarrolladores como para el cliente.

Hablamos también acerca de las flexibilidades del trabajo del desarrollador y de cómo éste tipo de metodologías favorece tanto la participación como la colaboración cuando se trabaja en un problema en concreto.

Nos transmitieron la importancia del concepto de lograr avances como equipo, ya que ayuda a motivar y aglutinar los individuos tras un objetivo claro.

Fue muy interesante y constructiva la discusión alrededor de la improtancia de enfocarse en “entregables” teniendo en cuenta los intereses del cliente.

La importancia de la formación contínua:

Al final de la jornada, charlamos sobre los diferentes lenguajes, stacks y herramientas utilizadas para el funcionamiento de los productos de Eventbrite, donde nos contaron que a medida que el tiempo pasa, las mismas se van transformando y adaptando a las necesidades del cliente así como también al ritmo de los cambios de la tecnología en general. Las metodologías ágiles permiten hacer también estas transformaciones de forma gradual y a la vez con la velocidad suficiente de manera de estar siempre a la vanguardia respecto de la competencia.

Más allá de los lenguajes de programación en boga, o el stack favorito, el mensaje de mayor importancia fue que no importa tanto por dónde empecemos nuestro camino en tecnología, siempre estaremos aprendiendo cosas nuevas, y es por lo tanto ésta la principal característica para tener éxito: tener la habilidad y la predisposición de estar siempre actualizándonos, no solo para permanecer vigentes y empleables, sino como una inquietud misma en todos los aspectos de la vida.

Agradecemos enormemente todas las experiencias que compartieron generosamente con nosotros y el compromiso que demuestran en incentivar que más mujeres se sumen a la tecnología.

¡Hasta la próxima!

Previous Post